Para unir las fibras que componen el laminado de alta presión o HPL, se impregnan resinas fenólicas termoendurecibles y aceites para obtener un material más fuerte, impermeable y resistente a la abrasión. Esta resistencia, hace a este material perfecto para lugares públicos de abundante tránsito como bibliotecas, gimnasios, residencias y hospitales, donde no solo es intenso, si no que además se suelen trasportar objetos contundentes, en estos casos: camillas, pesas, etc.

La versatilidad del material permite además aplicarle tintes de muy diversos colores para acompañar la decoración.

Se pueden decorar la planta de maternidad de un hospital con todas las puertas de color naranja, y la de traumatología azul, (por ejemplo); se puede diferenciar la planta de préstamo de una biblioteca con las  puertas en verde y las de audiovisuales en morado. También es habitual encontrarnos estos materiales para vestir puertas en campus universitarios, colegios, institutos…

El HPL (high pressure laminate) es un material resistente y fácil de limpiar, por lo que es común encontrarlo en hoteles, bares y restaurantes en sus zonas de trabajo.

La experiencia de Norma Doors en el mundo de las puertas de madera, se extiende también a estos materiales, debido a la demanda que nuestros clientes nos trasladado a lo largo de tantos años.