La mayor parte de los Hoteles que están operativos en España en la actualidad fueron construidos con anterioridad al 2009, por lo que parece razonable pensar que por cambios en las tendencias decorativas en hoteles, o por la propia obsolescencia de los materiales, se prevea un escalado proceso de reformas en el sector. Ésto unido, al emergente crecimiento del turismo en España, derivado de las crisis en países con amenazas terroristas, hace de nuestras costas, el destino ideal para el turismo de toda Europa. Lo razonable, a partir de estas valoraciones, podría ser que el momento ideal para iniciar la reforma de un hotel, es cuando termine la temporada estival… pero es que la Marca España, también arrastra otros tipos de turismo como el chino y el japonés, que se están decantando por la visita a bodegas, por la gastronomía, escenarios de películas, festivales de música, e incluso por la oferta de compras; por lo que en nuestro país también el turismo de interior se ha convertido en un referente. Lo obvio, será valorar cual es la temporada baja para cada caso, y gestionar también otras variables como las vacaciones del personal: Si el hotel está cerrado, la plantilla no debe reforzarse, por lo que esto supondrá un ahorro. Si se ha hecho con cierta previsión financiera, además la propiedad podrá aprovecharse de los descuentos por pagos tempranos. Pero lo que de verdad es importante, es planificar el aprovisionamiento de materiales. Si vamos a encargar puertas, ventanas, suelos, o muebles para nuestra reforma, lo más seguro es que a su vez estos fabricantes, deban aprovisionarse de determinadas materias primas, que si atienden a los gustos de decoradores, diseñadores, y arquitectos, no tienen porque ser muy comunes, y habrá que tener en cuenta para los procesos de fabricación los días […]