Existen tantos tipos de decoraciones como tipos de hoteles, y tantos tipos de hoteles como tipos de clientes. Hoteles de montaña, rurales, de playa, vanguardistas, clásicos, para conferencias, de negocios…

En un hotel de montaña se tendrán en cuenta consideraciones de aislamiento que no se tendrán en uno de playa. Y dependiendo del tipo de planteamiento del hotel de playa, en las puertas de las habitaciones te puedes ir a un blanco lacado o un haya, dependiendo del resto de la decoración.

Además el equipamiento de los hoteles tiene que ser considerado desde varios puntos de vista. El personal tiene unas necesidades…Puertas de vaivén, cortafuegos, correderas, etc. Y el huésped, que cuando sale de su casa quiere estar confortable, por lo que las puertas de las habitaciones, deben estar en la línea del resto de la decoración, para conseguir un ambiente homogéneo.

La importancia de las zonas geográficas en decoración

Tanto para cada hotel en general como para cada zona en particular habrá que tener en cuenta el clima (temperatura, humedad, etc.), el espacio disponible, el tipo de decoración, el color y la iluminación predominantes, los ruidos de la calle y del propio hotel, y el tipo de actividades que el huésped va a desarrollar: si va solo a descansar, a esquiar, a un meeting, etc. y como no… El presupuesto.

Por lo general las fábricas de puertas, que realizan trabajos de carpintería, con chapas de madera, no trabajan el HPL, ni las RFs, que cumplan las exigencias en materia de resistencia al fuego, y acústicas. Por lo que a la hora de encargar un elemento tan importante como son las puertas, si no se elige la empresa adecuada, se acaba hablando con 20 comerciales, por lo que la capacidad de negociación disminuye.

Puertas Norma está presente en espacios de interés como son los hoteles, donde la importancia de los interiores es destacada.

En Norma Doors tienen en la actualidad referencias de puertas con certificados de resistencia al fuego, laminadas para espacios menos nobles, HPLs para los lugares que requieran mayor resistencia, como cocina o bar, y por supuesto, un montón de tipos de puertas chapadas en madera natural de roble, haya, cedro, lacadas, pantografiadas, con incrustaciones de aluminio… ¡Hasta puertas de cristal!